miércoles, junio 18

Amar...



Al terminar una relación, si sientes dolor, debes decirte: “Yo soy una partícula del Dios Creador y por ello, no merezco nada que absolutamente lo mejor".

Debes comprender que cuando se rompe una relación, significó que no era lo mejor para ti ya. Te mereces lo mejor.

Mira hacia dentro y aprende a amarte por todo lo que eres. Concéntrate tanto en ello, que no permitas que se evapore otra energía en tus procesos de pensamiento. Concéntrate en amarte. Haz cosas para ti y vigila a que aparezca otra pareja ante ti; sólo que esta vez, no será un reflejo de la que dejaste. Esta pareja te replicará. Él o ella replicará tu amor y cuando pierdas una relación y duela, sabrás que es tiempo de que sigas adelante. La próxima relación se pondrá mejor.

Eres una luz del Dios Creador. No puedes hacer nada mal, porque todas las cosas se alinean en perfección con la próxima cosa que harás.

Tu dices, "Bueno, y ¿si tengo una relación que acaba de terminar?" Estarías llorando porque sabes que eres libre de encontrar otra nueva. Si estás llorando, estás llorando desde el amor. Si sientes dolor, es porque estás fuera de tu amor y lo estás manifestando como dolor hacia ti.

Esa energía, no puede liberarse sin que sientas algo de tristeza, que viene cuando liberas algo que ya no necesitas. Al liberar algo que no necesitas ya, es la mayor celebración del mundo. Solo cuando eso ocurre, pueden tus emociones sentirse enganchadas. Lo que piensas que no quieres dejar ir, lo estás dejando ir y la celebración llega como lágrimas. Por lo tanto, un último valor de partícula menos de lo que ya no quieres, se convierte en realidad y puedes enfocarte en el resto de tu vida.

Deja ir tus pensamientos. Deja que tus sentimientos sean lo que son. Siente, no pienses y una vez más, encontrarás el amor, la fuerza más predominante de tu luz.

Cada vez que tomas un poquito de algo negativo y lo conviertes en positivo, vale por lo menos una lloriqueada de quince minutos. La próxima oportunidad que tengas de ver algo como positivo o negativo, escoge lo positivo y construye el amor dentro de tu cuerpo emocional. Hazlo que brille más. Las emociones sólo tienen amor. No tienen odio ni furia. Tienes que usar el cuerpo emocional para hacer eso. Así que, cada oportunidad que tengas, usa tu cuerpo mental para encontrar lo positivo y lo negativo. Edificarás tu amor de nuevo y eventualmente te volverás tan práctico en encontrar lo bueno en cada cosa, que reconocerás algo cuando sea la verdad de toda la verdad. Todo es bueno.

Tus emociones son puro amor. Cuando te conviertes en amor y reconoces quién eres… no puedes morir. ¡Solo pueden vivir en un sitio más brillante!

Si quieres cambiar tu vida, deja que tus emociones sean lo que son. En la simplicidad de la vida, tú eres tus emociones, porque tú eres tu amor y tu amor es tu yo creativo. Deja que el Creador brille dentro, hasta que el mundo esté tan brillante y tan lleno con la expresión de amor, que todo el mundo sienta el murmullo de la vida sin miedo. Reconocerás que nunca más tendrás que fruncir el entrecejo otra vez. Nunca volverás a hacer gestos, porque la vida merece su celebración todos los días. Comienza hoy. Permítete sentir la música…

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola. Magnifico tu escrito. ¿Sabes? buscaba las palabras para una amiga que sufre, sufre mucho, no las encontraba. Abriendo una imagen encontré tu blog y sin pedir permiso he copiado tu post y se lo he enviado. Espero que disculpes mi intromisión, naturalmente aclaro donde encontré el escrito y tu nick en eta página. Gracias.

5:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home