martes, julio 31

Como yo...


Las estrellas se asomaron tímidas tras la tormenta. Quise hacer un lazo para mi cabello con ellas y se negaron. No había motivo … estás ausente.


Permanecen asomándose sigilosamente por sobre mi hombro, quieren que sepa que ahí están … esperándote, como yo…

1 Comments:

Anonymous Una estrella sonriente said...

Mas que esperarlo junto a tí... estamos propiciando su aparición...

Yo soy la menos sigilosa de tus estrellas... estoy contigo, pensándolo junto a tí...

Ya viene... se oye el eco de sus pasos...

Claro que podría ser el ruido de mis gases internos (jaja, soy una estrella al fin y al cabo)

Un abrazo de oso.

11:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home